CONSEJOS PARA EVITAR LAS MOLESTIAS PROVOCADAS POR EL USO DE LENTILLAS BLANDAS

0
611
uso de lentillas

En este artículo se explica cómo hacer un buen uso de lentillas y los errores más frecuentes

Seguro que si eres usuario de lentillas más de una vez habrás notado molestias por excederte en su uso durante el día, dormir con ellas o no respetar las normas de higiene recomendadas por tu óptico. Aprende cuál es el correcto uso de lentillas:

¿Qué medidas tenemos que tomar para hacer un correcto uso de ellas?

Aquí tiene un papel fundamental nuestro óptico de confianza, pues él nos dará las pautas a seguir y los consejos principales para evitar la mayor parte de problemas que sufren los usuarios de lentillas.

uso de lentillas

  1. Lavarse las manos. Toda manipulación de las lentillas comienza por una limpieza de manos, pues son la primera fuente de contaminación. ¡Empecemos por ahí!

2. Abre un nuevo blíster. La primera vez que abrimos un blíster, las lentillas van    suspendidas en un líquido que las mantiene estériles y las aísla de cualquier fuente de  bacterias. Sin embargo, debemos enjuagarlas con solución única para evitar la primera  reacción de picor y escozor.

  1. Colocación de las lentillas. Después de identificar el derecho y el revés se colocan en el ojo para usarlas durante 8h, recomiendan algunos profesionales. En mi opinión y de acuerdo con otros compañeros, esto es muy relativo. Podemos llevarlas más tiempo si no tenemos ninguna reacción adversa de ojo rojo, sequedad, escozor, picazón, sensación de cuerpo extraño, etc y debemos de aplazar inmediatamente su uso si cualquiera de estos problemas aparece, hasta consultar con nuestro óptico para identificar qué es lo que ha desencadenado en estas molestias.
  1. Retirada de lentillas. Una vez retiradas las lentillas (puede utilizar lágrima artificial para que sea más fácil) y rellenar el estuche con solución única que actuará como desinfectante, humectante y conservante durante toda la noche.
  1. A la mañana siguiente tan sólo tiene que seguir los mismos pasos y frotar las lentillas en la palma de la mano con solución única antes de volver a colocarlas sobre el ojo y así poder arrastrar cualquier partícula que haya quedado adherida. Es preferible tirar el líquido del estuche en este momento de tal forma que cuando volvamos a usarlo esté seco.

 

COSAS QUE NUNCA DEBEMOS HACER CON LAS LENTILLAS

  1. Mala higiene

Coger las lentillas con las manos sucias o no reciclar el líquido de las lentillas todos los días facilita la creación bacteriana que podría crear una infección.

  1. Utilizar el agua para mantener hidratada la lentilla

Utilizar el agua para mantener la lentilla hidratada es un error, pues el agua es la principal fuente de vida para las bacterias y las lentillas blandas (de hidrogel) absorben el agua. Al igual que nunca debemos utilizar agua en lugar de lágrima artificial.

  1. Dormir con las lentillas

Dejar tus ojos descansar de su uso es algo muy importante, pues un sobreuso de ellas puede dar lugar a que tus ojos creen una incompatibilidad para siempre. Además cuando el ojo se mantiene cerrado la lentilla no se mueve y al ojo no le entra la suficiente oxigenación pudiendo provocar una pequeña inflamación.

  1. Frotar los ojos cuando notamos un cuerpo extraño

Cuando una molécula entra en el ojo y nosotros frotamos, podemos provocar una rozadura o úlcera corneal, eliminando la continuidad de la primera barra fronteriza, abriendo el paso a cualquier bacteria o virus y dejando una posible cicatriz que entorpece la visión.

  1. Prolongar el uso de lentillas y el tiempo de reciclaje

Utilizar las lentillas durante muchas horas cuando nuestros ojos ya no lo permiten mostrando alguna molestia o prolongar su uso de fabricación; es decir, una lentilla de 1 mes nunca debe utilizarse más.

 

Dejar respuesta